Rocket Media

Partes de una página web de acuerdo al contenido

Conocer las distintas partes de una página web pueden entregar una mayor claridad al momento de preparar el contenido para mejorar, rediseñar o hacer por primera vez una página web.

Si bien es importante tener la información lo más ordenada posible, lo primordial es considerar que un sitio web es un canal de ventas online y por tanto en el un posible cliente debe poder encontrar la información clave para que decida ponerse en contacto, contratar un servicio o comprar un producto.

A esta información clave se le conoce como Oferta de Valor, es decir, qué es aquello que te diferencia del resto. Puede ser la calidad del servicio, la rapidez, el precio o alguna otra característica, pero tu diferenciación debe estar al comienzo de la página y ser clara y concisa para lograr captar correctamente la atención de los visitantes.

Inicio o Home

Si hablamos de las partes de una web, la página principal, de inicio o la home es la más importante de todas. Aquí se incluye la información más relevante de tu empresa, ya que es en la que tienes que proyectar tu marca y mostrar a tus visitas a qué te dedicas, en qué te diferencias de tu competencia y por qué deberían elegirte a ti.

Además de los elementos propios de la cabecera y el footer (que ya sabes que son iguales en todas las páginas), en la página de inicio se debe poder encontrar la información básica de:

  • Servicios o Productos principales: generalmente se suele hacer mención a tus productos o servicios mediante una buena imagen, un eslogan o un slider, con el objetivo de que tus visitas en solo 3 segundos sepan a qué te dedicas. Sin entrar en mucho detalle
  • Información de la empresa: Años de experiencia, ventajas, formación, objetivos, forma de trabajar, etc.
  • Clientes: logo principales clientes con los que se ha trabajado o socios/herramientas/partners en las tiendas online.
  • Indicadores de éxito: número de clientes, número de empleados, países en los que operas, proyectos exitosos, ventas totales
  • Testimonios: Es muy habitual encontrar también en página principal algún testimonio, reseñas de Google o los logos de las empresas para las que has trabajado.

La página de inicio está alojada siempre en el dominio principal, no en un directorio. Para que me entiendas, la página de inicio o hombre de tu web será tudominio.com y no tudominio.com/servicios.

Contacto

El teléfono, la dirección y los correos son tres elementos básicos que deben estar sí o sí en todas las páginas de contacto y, como no, también pueden estar en la cabecera y en el footer. Pero, además de ello es muy recomendable incluir los siguientes elementos:

  • Formulario de contacto: Darás a tus clientes la posibilidad de contactar contigo las 24 horas del día y esto transmite muy buena imagen.
  • Botón de Whatsapp: Aunque cada vez es algo más habitual, tampoco es nada raro encontrarte con botones de whatsapp flotantes para agilizar el proceso de contacto.

Productos o Servicios

Cuando creas el contenido de una web, lo ideal es que la información más detallada de los productos que vendes o los servicios que ofreces la incluyas en una página específica.

En esta parte de la página web debes incluir todo lo relacionado con tus productos o servicios: ventajas de tus productos, principales características, a quién están dirigidos, el precio, gastos de envío, formulario de contacto, etc.

Por supuesto, no te olvides de la importancia de una buena llamada a la acción en esta parte de tu web. Textos como «¡Lo quiero!», «Añadir a la cesta» o «Reserva ya» ayudarán a conducir a tus visitas hacia el objetivo final. Aunque ciertamente de estos aspectos se encargará el diseñador o agencia de diseño web que esté a cargo de tu proyecto.

Blog

No es algo totalmente indispensable, pero ciertamente puede ayudar a tu estrategia de contenidos y ser una pieza clave si quieres mejorar tu posicionamiento orgánico en Google y ganar visitas a tu sitio.

Los elementos web más comunes que encontrarás en casi cualquier blog son:

  • Buscador: No todas las plantillas de una página web incluyen la función de buscador, pero las plantillas de blog casi todas lo tienen.
  • Formulario de suscripción: Incluir una caja de suscripción en un blog es una forma de generar leads de calidad. Aunque no sean clientes, ya tienes su cuenta de correo electrónico para enviarle el contenido que publicas y, poco a poco, puedes ir acercándolos al proceso de compra.
  • Categorías y etiquetas: Otro de los elementos que es recomendable incluir en esta parte de tu página web es una sección con las categorías y etiquetas de los contenidos de tu blog. Es una buena forma de estructurar el contenido y mejorar la usabilidad de tu sitio.

Otros

Dependiendo del proyecto pueden existir muchas secciones personalizas como secciones de documentos, reservas, cotizaciones, etc. Lo importante es que tengas claridad de qué es lo esencial para tus visitantes y organizarlo de manera eficiente para que se tenga la mejor experiencia posible al navegar su página web.