plan de marketing digital

Cómo crear un plan de marketing digital paso a paso

Lanzar un producto o servicio al mercado sin tener un plan de marketing digital es un gran error que puede desembocar en el fracaso total. La mayoría de las personas tienen la concepción de que hacer marketing digital es, simplemente, crear perfiles en las redes sociales y publicar lo que se les ocurra sobre la marcha; sin embargo, es mucho más que eso. 

Las agencias de marketing digital afirman que para sostener un negocio, es fundamental tener un plan que aborde diversos factores, como humanizar la marca, crear publicidad, campañas de email, analizar las métricas, entre muchos otros.

En este artículo te contaremos qué es un plan de marketing digital y cuáles son los pasos a seguir para crear el tuyo.

¿Qué es un plan de marketing digital?

En marketing digital, un plan es un documento que puede tener el formato de un texto o de un esquema y cumple la función de recoger los análisis de mercado y la situación de la empresa. Al tener estos datos, se pueden plantear cuáles serán los objetivos del negocio y las acciones necesarias para alcanzarlos. 

Es recomendable que no sea muy extenso y evitar la información poco relevante. Un buen plan de marketing debe contar con, al menos, dos páginas: en la primera página tiene que haber un análisis de la situación del negocio, que determine dónde está parada la marca en términos digitales, y los objetivos a alcanzar. La segunda, debe reflejar cuáles serán las estrategias (acciones) a poner en práctica para llegar a la meta y los KPI’s (indicadores de rendimiento) que se utilizarán para evaluar los resultados del plan.

Ahora que tienes más en claro qué es un plan de marketing digital, veamos cuáles son los pasos a seguir para crearlo.

Pasos para crear un plan de marketing digital

Paso 1: análisis de la situación

Antes de comenzar a planear cualquier proyecto, es necesario conocer el estado de la situación. Para ello, hay que hacer un análisis tanto interno como externo. Existen diferentes formas de hacerlo, la siguiente es solo una de ellas. 

Análisis interno

El objetivo de este primer paso es conocer cuál es la situación digital del negocio, de modo que hay que evaluar si tu marca cuenta con:

  • Página web
  • Tienda virtual
  • Blog
  • Redes sociales

Y si alguna vez has hecho:

  • Campaña de email marketing
  • Campaña publicitaria
  • Analítica web

Análisis externo

La finalidad de hacer un análisis externo antes de iniciar un plan de marketing es conocer el mercado y sector productivo en el que vas a trabajar. Saber si vas a competir en un mercado emergente o muy explotado, es fundamental para trazar una planeación digital. 

En este punto se define y estudia el famoso público objetivo. Una vez que lo determines, deberás crear el perfil de tu cliente ideal en función de su comportamiento de consumo, intereses y actividad en la web. 

Por último, analizar la actividad de tu competencia te permitirá comprender hacia dónde apuntar tus esfuerzos para alcanzar el éxito que buscas.

Paso 2: definir objetivos

El segundo paso al construir un plan de marketing digital es definir los objetivos que deseas alcanzar y en qué plazo de tiempo. Por lo general, la norma general es planificar entre 6 y 12 meses. 

Existen distintos tipos de objetivos a los que apuntar, algunos de los más utilizados son:

  • Branding: objetivos orientados a dar a conocer tu negocio en el mundo digital.
  • Leads: hacer que los usuarios que visitan tu página y redes se conviertan en clientes potenciales logrando que compartan sus datos personales a través de una landing page y así entablar una relación vía correo electrónico.
  • Ventas: aumentar las ventas de tus productos o contratación de tus servicios.
  • Fidelización: objetivos enfocados a afianzar la relación con tus clientes para que vuelvan a elegir tu marca y a la recomienden a su entorno.
  • SEO: mejorar el posicionamiento web de tu sitio web, blog y redes sociales, aumentando el tráfico orgánico.

Tienes que pensar qué clase de objetivos necesitas. Si hiciste un buen trabajo de análisis en el primer paso, tendrás muy claro dónde está situado tu negocio y qué es lo que necesita.

Paso 3: determinar qué estrategias vas a aplicar

Sin detenernos en detallar de qué se trata cada una de ellas -porque no es el objetivo de este artículo- veamos cuáles son todas las estrategias que puedes aplicar para poner en marcha tu plan de marketing digital.

  • Página web
  • Blog
  • SEO (posicionamiento web con tráfico orgánico) 
  • SEM (posicionamiento web mediante publicidad paga)
  • Email marketing
  • Video marketing
  • Marketing de contenidos
  • Redes sociales

Paso 4: elabora un plan de acción

Una vez que hayas elegido qué plataforma utilizar, debes elaborar un plan de acción que esté en línea con los objetivos que te planteaste en el segundo paso.

Por ejemplo: si tu objetivo es mejorar el posicionamiento web de tu empresa, tu plan de acción puede ser:

  • Estrategia: crear un blog y optimizar su contenido para que aparezca entre los primeros resultados de búsqueda.
  • Táctica: publicar artículos de interés para tu público objetivo. 

Cuando tengas definido tu plan de acción, puedes crear un calendario de contenido para organizar tu actividad en la web y no olvidarte de nada. Ahora sí: ¡manos a la obra! ya puedes hacer realidad tu plan.

Paso 5: mide tus resultados usando KPI’s

El último paso es poner en la balanza tu plan de marketing digital y evaluar si cumpliste con los objetivos que te propusiste en el paso 1. Para ello, es necesario establecer qué indicadores de rendimiento (KPI’s) vas a utilizar.

La elección de KPI’s va a estar determinada por los objetivos que fijaste en primer lugar. Siguiendo con el ejemplo anterior, si querías aumentar el tráfico de tu blog o sitio web, deberías medir:

  • Tráfico orgánico (cuántos usuarios ingresaron por tu trabajo en SEO).
  • Tiempo de permanencia y tipo de usuario (recurrente o nuevo).
  • Número de conversiones por canales de tráfico.
  • Conversiones por SEO y SEM.

De esta manera, podrás saber si alcanzaste tus metas en el plazo de tiempo que te propusiste al comienzo del plan.